Hunter again

martes, 29 de septiembre de 2009
“El sexo es un arte” me dijo un artista mientras saboreaba mi piel entre tierra húmeda y pasto. Yo sólo me reía, con aquella risa de sirena siniestra que regalo a quien no veré más.
Me reía, con risa agotada, agitada, con risa contaminada de orgasmos culposos, pues son esos los que disfruto más. La risa contaminaba tus ojos verdes, dándoles un brillo opiáceo. Leí un dejo de masoquismo en tu espalda, y el sadismo de tu boca me dejo perpleja. Me retuvo, temblorosa, en el grito mudo que provocaste a mi cuerpo “transitorio entre mujer y diosa”.
Dibujamos relámpagos que parecían de cielo negro, pero que sabíamos de enchufe malo. No importa, dibujamos. El arte es arte. Tú pusiste el verde, yo aporte el rojo, rojo recordando a rosado, sin embargo.
Y así nos hicimos agua, entre piedras y plantas. Agua que quema, agua de colores. Tratamos de ser artistas y nos salió bien, aunque solo alcanzo para montaje.

5 comentarios:

Mandarina dijo...

Eres una diosa para escribir... me encantó!

Maca dijo...

*-* gracias! :p

laura dijo...

Idola :D
cuando sea grande quiero ser como tú



XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD


no en serio, esta la raja maco

Nyausi dijo...

Por qué recién ahora me vengo a enterar que teníh blog, mierda!!!
Mala amujer!!! xDDD

Ana-María dijo...

La diosa de la letras amiga.
te felicito