Mentirnos

jueves, 18 de octubre de 2007
Pretendemos ser felices y tras carcajadas huecas el odio va inyectando malicia en los nudillos y la lengua.
Pretendemos desearnos, pero lo que sabemos es que queremos acostarnos para desgarrarnos, herirnos y en orgásmica secuencia apuñalarnos de verdades.
Queremos desnudarnos, no por morbo sino por las ganas de matarnos de espanto.
Pretendemos lujuria y hasta cariño, pero lo que tu quieres es violarme y lo que yo quiero es que lo hagas, y así poder cumplir las cien razones para odiarte.
Nos mentimos con descaro y pareces disfrutarlo. Te coqueteo y tras esa mirada insinuante hay un cuchillo. Tras tu sonrisa encantadora, un verdugo y tras mis pechos pequeñitos, veneno.
Así es esta noche, oxidada como otras tantas, maldita como aquellas que ya tejiste en mis cabellos. Otra oportunidad más para seguir mutilándonos con un “te quiero” que se escupe con ironía, solo como propina por aceptar destruirnos.
Después de aquello, esbozo una sonrisa mordaz y te beso con labios de cianuro. Me agarras por la cintura con dedos espinados, y pretendemos, ya por última vez, que nos interesamos y que nos volveremos a ver

4 comentarios:

Lau dijo...

UF


no sabes como te entiendo querida...


no sabes como...

Bloom Of Darkness dijo...

wow...y esta vez concuerdo con la lau.
y es que a veces somos tan vulnerables y aunque sabemos que las cosas son tan fragiles como una ilusion seguimos adelante... masoquismo? solo se que nada se...

besos linda!


te kiero ^^

Felipe dijo...

me gusta como escribes..
saludos

belman dijo...

este escrito me llego caleta
me gusta como escribes es muy pasional. esta es la vida real
de los que aveces nos mentimos hasta caer en un pozo.pero que mas da si la vida es bemol.
chau cuidate